LVM
Creative Mindly

 

Antes y Después..

Esta transformación radical fue una de las primeras en nuestra casa… Fue en mi ERA PRE-blog y no lo había compartido aquí (aunque si en el facebook). Porque yo no sé cuanta gente lee esto, pero a mi me sirve a modo de diario, para que las cositas que hago cada día, queden ordenadas y documentadas correctamente. Y si de paso a alguien le sirven de inspiración, pues mejor que mejor!

No os penséis  que aquí andamos todo el día cambiando las cosas sin ton ni son.. El caso es que cuando vinimos a vivir a esta casa, todo estaba medio amueblado, casi recién pintado y en buenas condiciones, así que no era plan de gastarnos un dineral el ponerlo todo patas arriba porque.. cuando esté todo arreglado y a nuestro gusto se nos acabó la diversión :)

Así que vamos poco a poco, y cada vez esta casita en más nuestra…

En la primera foto podéis ver cómo era la habitación antes  y cómo es ahora . Mejora eh?

El techo de madera de la parte de arriba de mi casa es increíble.. a mi me tiene enamorada, pero se come mucha luz así que en nuestra habitación, que es un poco pequeñita y con sólo una ventana, decidimos teñir toda esa madera de blanco y fue un gran acierto! 
(también un gran trabajo! todo hay que decirlo..)

La pared bajo la ventana da al norte, y se nota siempre más fría que el resto, así que compramos láminas de madera en pino natural y la forramos enterita, y también la teñimos de blanco.. Es mucho más agradable tocar esa pared ahora.

Como podéis ver, los muebles son los mismos, los fantásticos muebles blancos de Ikea pegaban a la perfección con el nuevo estilo de la habitación, así que sólo invertimos un poco en telas nuevas para que quedara todo bien conjuntado. Para la ropa de cama elegimos tonos grises y blancos, y para decorar, el amarillo!

Con un trozo de tela amarilla, forramos una madera con una pieza de gomaespuma pegada y nos hicimos ese cabecero tan chulo. A mi me encanta leer en la cama, paso horas y horas… y un cabecero blandito es lo más!

Ah! las golondrinas del cabecero, están ‘pintadas’ con lejía sobre la tela comiéndose el color y rescatando el blanco original.. es una técnica que me encanta. 

Y que mas… La puerta está pintada con pintura para pizarra negra claro! Me gusta el contraste con lo blanquita que es ahora la habitación y además me permite pintar cosas tan chulas como esa golondrina..

Si, nos encantan las golondrinas 

blog comments powered by Disqus